Cómo cuidar y almacenar el equipo de protección anticaídas

como cuidar almacenar equipo proteccion anticaidas

Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/11/d667962131/htdocs/clickandbuilds/Europeanprof/wp-content/plugins/kk-star-ratings/src/response.php on line 90

Todo trabajador que lleva un equipo de protección anticaídas, así como líneas de vida horizontales provisionales, y resto de epis , lo hace con la esperanza de que nunca tenga que hacer uso de él. Sin embargo, si ocurre una caída, es fundamental que el equipo funcione bien.

Por eso, el equipo de protección anticaídas debe ser inspeccionado antes de cada uso. Por el contrario, un almacenamiento inadecuado y un uso descuidado del equipo incrementará la probabilidad de que se este se dañe y de que se tenga que reparar o desechar. En el peor de los casos, si no se realiza una revisión, cuando tenga que detener una caída, no cumplirá con su función de detenerla.

Por eso, en Europeanprof creemos que es importante dar a conocer cómo cuidar y almacenar estos equipos, incluidas las líneas de vida horizontales.

1. Correcto almacenamiento del equipo de protección anticaídas

No es extraño que los trabajadores se quiten su arnés al final de cada turno y lo dejen en la tolva de un camión, en una bolsa o en una caja. Peor aún, hay casos en que los arneses y las cuerdas se dejan en el suelo expuestos a los elementos: lluvia, calor, frío y a la luz solar directa. 

Todas estas son malas prácticas que pueden causar un daño mortal. Para almacenar el equipo de protección anticaídas de forma apropiada es importante que este se encuentre en un lugar limpio, fresco y seco.

correcto-almacenamiento-equipo-proteccion-anticaidas

El almacenamiento de un elemento de un sistema de protección anticaídas debe ser de la siguiente manera:

  • Debe estar colgado, de tal forma que no se sea aplastado, doblado o rasgado por otros objetos en el área de almacenamiento. Las herramientas afiladas pueden cortan el nailon y los químicos pueden causar la degradación de los materiales.
  • Asegúrate de que el área de almacenamiento no reciba luz directa del sol o esté expuesta a una fuente de calor. El calor y los rayos UV pueden comprometer los materiales que conforman un arnés o una cuerda. Esto también se aplica a otros equipos de protección individual, como los cascos. La exposición continua a la luz ultravioleta puede causar que los materiales se descomponen y fallen cuando más se les necesite.
  • El almacenamiento debe ser en un lugar donde nadie más pueda cogerlo. Alguien podría el equipo cuando no estás alrededor y quién sabe qué daño puede causarle. O podría reajustar el equipo a su propia medida sin que te des cuenta. Recuerda que estos equipos son de uso personal.

El equipo que esté dañado o que requiera mantenimiento no deberá ser guardado en la misma área que el equipo en perfectas condiciones. Además, debe contar con una etiqueta en la cual se indique no deba usarse.

2. Cuidado y limpieza

cuidado-limpieza-proteccion-anticaidas

El equipo de protección anticaídas debe ser limpiado de forma habitual. Esto ayuda a garantizar que no haya sustancias que puedan degradar los materiales. También garantiza que se puedan ver todas las partes del equipo y permita hacer una inspección profunda.

Se debe tener mucho cuidado al limpiar el equipo. Por ejemplo, empaparlo puede causar daños potenciales a las fibras. Utilizar lejía, cloro o sustancias abrasivas también pueden causar daños. Para un cuidado y una limpieza adecuados, sigue estos pasos:

  • En cuerdas, remueve todas las superficies sucias con un trapo o esponja empapada en una solución de agua y jabón. Luego, secar con un trapo seco. 
  • En el caso de los herrajes, después de cada uso retira los excesos de polvo o contaminantes. La acumulación de estos puede generar falla en el desempeño de seguros o resortes.
  • Los mecanismos de los seguros pueden ser lubricados con un aceite para propósitos generales después de la limpieza. La limpieza y lubricación deben llevarse a cabo después de cada uso cuando se utilice en ambientes donde estén expuestos a sustancias corrosivas.
  • Limpia la línea de vida con agua y una solución de jabón suave. Enjuaga y deja secar por completo al aire libre. No apliques calor para hacer que se seque más rápido. La acumulación excesiva de suciedad, pintura, entre otros, puede impedir que la línea de vida se retraiga por completo. 

Aunque el cuidado y limpieza de las líneas de vida y otros equipos puede ser tedioso, siempre recuerda que hacerlo puede salvar tu vida.

 

En Europeanprof somos especialistas en sistemas anticaídas. Ofrecemos líneas de vida horizontales y otros productos. Si desea más información sobre ellos, no dudes en comunicarte con nosotros.

 

Leave a Comment

Sólo en 2018 contamos con más de 152 clientes satisfechos